READING

Alquilar o comprar: ¿Estás perdiendo dinero en tu ...

Alquilar o comprar: ¿Estás perdiendo dinero en tu alquiler?

Alquilar o comprar es un tema en el que siempre suele haber un posicionamiento claro hacia uno de los dos campos. Independientemente de las diferentes conversaciones que uno pueda tener, la demografía de los interlocutores o la polaridad de los datos, rara vez se llega a un consenso.

Junto a mi investigación, dediqué tiempo a tener conversaciones con compañeros, familia o amigos y nunca llegábamos a un acuerdo común. Supongo que debo estar llegando a esa edad en la que las personas de mi alrededor me hacen estas preguntas.

Lo que está claro es que la generación a la que pertenezco hace que valores estas preguntas desde una mentalidad adulta. ¿Debería comprar una casa a pesar de no poder permitírmelo? ¿Debería casarme ahora o ahorrar y esperar? ¿Cómo puedo hacer esto y continuar pagando mi carrera con mi salario actual? ¿Dónde quiero estar en 5 años?

Pero antes de llegar a profundizar sobre este tema, ¡haz nuestro TrovitQuiz para saber si deberías alquilar o comprar!

Sean cuales sean los motivos, he confirmado mi posición como un inquilino de por vida. Simplemente no puedo ver cómo las ventajas de tener una casa propia pueden superar a los beneficios que ofrece un alquiler. Pero, con lo curioso que soy, indagué en ambas perspectivas para asegurarme de que mi opinión estaba respaldada, u la conclusión a la que llegué es que depende.

Déjame explicarte: esta decisión depende de varios factores racionales, pero el más importante es: ¿qué es lo que quieres en tu vida?

Factores racionales:
  • Tamaño: Cuando la gente empieza a considerar el comprar una vivienda, normalmente ya han sido inquilinos previamente. Esto significa que seguramente quieran ampliar su espacio y subir a otro nivel al convertirse en propietarios. Si asumimos que quieren permanecer en la misma zona, esto significa más m2 al precio actual de mercado. Este es un coste que la mayoría de personas no tienen en cuenta. Solo imaginan que el dinero que gastan en alquiler lo pueden dedicar a la compra de la vivienda, pero no tienen en consideración los costes del espacio adicional.
  • Mercado inmobiliario: Desde la crisis financiera que impactó negativamente a unos países más que a otros, el mercado inmobiliario todavía no se ha vuelto a recuperar hasta llegar al mismo nivel de antes. Ante esta situación, uno puede argumentar que “es el momento de comprar” y a priori puede parecer una buena idea. Pero hay que tener en cuenta la volatilidad y la inestabilidad del mercado local. ¿Volverá a despegar de nuevo o permanecerá así? ¿Cómo reaccionará el mercado ante otra nueva crisis? Y, cuando se recupere, ¿estará el propietario en un momento de su vida donde la compra sea una opción? ¿Se llevarán a cabo mantenimientos y actualizaciones de la vivienda para que gane valor o, al menos, no pierda? ¿Cuánto ha subido el precio de alquiler en la zona? ¿Hay zonas de alquiler reguladas?
  • Costes iniciales: ¿Cuánto puedo pagar por adelantado? ¿Qué sucedería si el anticipo se convirtiera en un fondo de inversión? ¿Qué tipo de interés hay para una hipoteca? ¿La propiedad está amoblada o de cuánto es el presupuesto para el mobiliario? ¿Es más fácil gestionar un depósito de seguridad, un mes de alquiler y otros gastos o un pago inicial?
  • Costes fijos: ¿Cuánto dinero se necesita para mantenimiento, renovaciones y actualizaciones en base a la antigüedad de la vivienda? ¿A cuántos están las tasas inmobiliarias en tu área? ¿Cuánto se está quedando el agente inmobiliario y cuánto cuestan los costes de cierre? ¿Cuánto cubre el seguro de propiedad y la hipoteca? ¿Qué exenciones tributarias existen en el país? ¿Hay cargos adicionales para mascotas o estacionamiento?

Rent vs. buy

Factores personales:

El motivo principal es qué es lo que cada persona quiere en su vida. Es decir, cómo imaginan su futuro. Algunos prefieren la seguridad de tener una casa por si las cosas fueran mal y se quedaran sin pensión del gobierno. Por otro lado, otras personas se han acomodado al estilo de vida del lugar donde viven actualmente: cerca de familia o amigos o fácilmente accesible. Otros piensan que es una buena inversión y que la venderán por un beneficio mayor.

Sin embargo, otros lo ven como un pozo de dinero que es inflexible ante los imprevistos que puedan surgir. Tener que administrar una propiedad y ser responsable de su mantenimiento es una carga que algunas personas prefieren no asumir. La incertidumbre económica es también un motivo importante para otros.

En resumen:

La conclusión general después de todo lo que he leído y de las personas con las que he hablado ha hecho que la balanza se incline a favor del alquiler en la mayoría de los casos. Uno de los ejemplos más comentados es lo que uno de mis familiares dijo durante una de esta conversaciones. Para situar en contexto, él es médico a punto de jubilarse. Cuando era joven, compró la propiedad donde ha estado viviendo y trabajando desde entonces. Durante nuestra conversación dijo que hoy se arrepiente de haber comprado esta propiedad. Ahora, a medida que se acerca la jubilación, no quiere pasar sus años dorados en esa ciudad y preferiría moverse más libremente. El problema es que no hay mercado suficiente para vender la casa. Su consejo: “¡No tomes decisiones irreversibles!”.

Debo reconocer que, personalmente, estoy de acuerdo con esta conclusión. No veo cómo a mi o a cualquier otra persona le gustaría vivir en la misma casa dentro de 5 años, e incluso menos dentro de 30. Con familias en mente, el presupuesto de alguien en sus veintes generalmente no es suficiente para anticipar una casa familiar en un área suficientemente cerca del trabajo y de colegios buenos.  La otra opción sería comprar y vender varias casas a medida que la familia va creciendo. Pero esto trae consigo otro nivel de obligaciones financieras.

Finalmente…

Cualquiera que sea tu perspectiva de la vida, la decisión correcta para ti solo funcionará para ti. Esta decisión es tuya pero debes estar informado y ser realista considerando la situación actual. En Trovit estamos aquí para ayudarte tanto si es estás pensando en comprar como en alquilar, y compartiremos contigo los mejores insights del mercado que sepamos.

Aquí te dejamos un video que explica cómo evaluar los factores racionales, así como una calculadora online y un análisis crítico de ella que te ayudará a a conseguir números más personalizados. Por último, también quiero compartir contigo la experiencia y visión del diseñador arquitectónico y urbano Ben Pentreath.

Traducido por Raquel Herrera


Web Content Specialist @ Trovit

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Follow us!