READING

Las 5 reglas para encontrar una casa a prueba de n...

Las 5 reglas para encontrar una casa a prueba de niños

Una de las consecuencias de convertirse en padre o madre es que de repente sientes miedo por un millar de cosas que antes no te atemorizaban. Las escaleras se convierten en un peligro, cada ventana parece una trampa mortal, los porches te parecen más bonitos con redes de protección y los altillos te parecen trampolines amenazantes.

Si te vas a mudar y eres responsable de algún pequeño monstruito, aparte de preocuparte por el vecindario, la distancia al colegio y demás, es muy importante que tengas en mente la seguridad de tus hijos dentro de casa. Sobre todo si alguno de ellos es de los que tienen la energía de un submarino nuclear.

Con esta idea en mente, hemos preguntado e investigado varias fuentes de información para conseguir la mejor colección de normas posible para la seguridad de los más pequeños de la casa.

1. Estate atento a la altura de las ventanas

Algunos niños nacen con una afición especial al montañismo. Todo aquello que se pueda trepar, se convierte en un reto. Y no queremos que las ventanas sean uno de ellos.

Lo primero, compara la altura del niño con la de la ventana. Debe ser imposible que la pueda trepar o debe tener un cierre demasiado difícil para que lo abra.

Por otro lado, debes pensar en la posición de tus muebles una vez que te mudes. ¿Estará el sofá demasiado cerca de la ventana? ¿O la cómoda? Si crees que no será posible evitar estas situaciones, tal vez sea mejor buscar otra propiedad.

2. Si no es posible evitar que haya escaleras: pon cinta antideslizante

Sabemos que es impresionante la escalinata de entrada en la casa de Cher Horowitz en Clueless, pero no será tan maravilloso tener que evitar que alguien se tropiece con un juguete y se caiga. Mejor evitar propiedades con grandes (y tentadoras) escaleras, o adaptarlas para los más pequeños.

Si es inevitable, entonces instala cinta adhesiva antideslizante (en todos los escalones) y una barrera de seguridad.
Y, si estás alquilando una casa, no dudes en comentárselo al dueño. Si éste te pone algún problema (por temas estéticos), ten siempre la seguridad de tus hijos como prioridad y argumenta que las medidas de seguridad nunca están de sobra.

3. Los altillos, siempre con protección

El caso de los altillos es similar al de las escaleras: intenta evitarlos. Pero si la casa de tus sueños no puede prescindir de uno, por lo menos asegúrate de que está bien rodeado de barras de seguridad o un cristal grueso para evitar que los niños jueguen a Superman desde ahí arriba.

4. Redes en los balcones

Aunque no sea de lo más estético, de esta forma evitarás un serio peligro.

Además, de esta forma también evitarás que se te caigan objetos desde lo alto, lo cual puede causar un gran daño.

5. Atornilla los muebles a la pared

Aunque no se trate de un consejo estructural, es importante mencionarlo para evitar situaciones como esta:

Además, si estás alquilando la propiedad, será mejor informar al casero de tu intención de perforar las paredes. Si está en contra, puedes usar cinta adhesiva para mobiliario. Puede que no sea tan fuerte como un buen tornillo, pero por lo menos será más difícil que tu hijo o hija mueva los muebles más pesados.

Traducido por Pilar Perales


A Brazilian/American journalist impassioned by music (from heavy metal to Lady Gaga), Internet, different cultures, and research. I will do my best to investigate the best tips for you to find the dream home. ;)

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Follow us!