READING

Qué debes tener en cuenta al comprar una casa de o...

Qué debes tener en cuenta al comprar una casa de obra nueva

Comprar una casa de obra nueva es una gozada. Lo que la mayoría de compradores desearían es justamente eso: una casa de paquete para poder decorarla a su gusto. Existen muchos artículos que te aconsejan en caso de que quieras adquirir una propiedad que ya existe. Aún así, cuando la vivienda que quieres comprar es aún un proyecto sobre el papel… ¿qué pasa si estás pensando en construir una casa desde cero? ¿O si la casa está en construcción o está planeada y aún no ha sido empezada? Tenemos una lista de consejos que has de tener en cuenta para que tu nueva casa se adapte a tus necesidades.

1. Entender qué es exactamente lo que estoy comprando

Podrías estar comprando un simple ‘plano’ sin nada físicamente concreto delante de ti. Puede ser complicado para el comprador darse cuenta de si esas maquetas se convertirán en la casa que realmente quiere. Asegúrate de que tendrás eso que estás pagando y que el plano representa la casa de obra nueva que deseas. ¿Incluye el precio un total determinado de metros cuadrados de jardín, una plaza de parking o un número específico de ventanas?

Es una decisión a tomar con calma. Sé honesto y discierne entre las cosas que no tienes claras o las que te gustaría cambiar. Imagina más allá de las casas o pisos piloto: con frecuencia terminan siendo una estrategia de venta de los inversores inmobiliarios. Sólo porque la casa modelo luzca de una manera, no des por sentado que la tuya será igual. Seguramente el emplazamiento será diferente y, con él, la luz o la orientación. Las casas y pisos piloto están siempre de punta en blanco: decoración exquisita, excelente distribución… ¡Incluso a veces los interioristas sacan sus armas más efectivas para que la casa parezca más grande de lo que en realidad es! Por otro lado, infórmate bien de qué costes de más acarreará el proyecto.

Pasa lo mismo con los coches nuevos: si lo quieres de paquete, quieres que esté perfecto. El precio de venta podría aumentar hasta llegar a una cantidad considerablemente superior si añades complementos que viste en el piso piloto y que te cautivaron. ¿Quieres el mismo mármol que viste para tu cocina? ¿El mismo suelo de parquet o la ducha con hidromasaje? Exacto, sé que puede sonar muy tentador contar con todas estas comodidades en casa. ¡Pero ojo! Que añadiendo, añadiendo, conseguirás que el coste final venga más inflado de lo que calculabas en un inicio…

2. Estudiar precios para una casa de obra nueva

Retomando el ejemplo del coche nuevo, una casa recién construida es mucho más costosa que una que ya esté disponible y a la venta. Aún así, hay otras muchas diferentes. Independientemente de que los precios del mercado inmobiliario tengan una tendencia a la alza, tan pronto como pongas el pie en tu casa nueva, ésta comenzará a devaluarse.

casa de obra nueva

Los dos consejos que tengo para ti son:

Compara la casa de obra nueva que quieres comprar con una ya existente que sea similar. Mira si hay diferencias en términos de valor, espacio y precio del alquiler de la zona. Infórmate del precio por metro cuadrado del lugar y compáralo con el de las casas que se revenden. Así podrás tener un punto de vista más claro.

Negocia con los promotores. Es crucial al comprar una casa de obra nueva. Podrías pensar: ¿cómo puedo calcular el precio de una casa que ni siquiera aún existe? Obviamente, el precio de venta dependerá de muchos factores. Tal y como hemos mencionado anteriormente: quien primero llega, primero se lo queda. Cuanto antes veas a un promotor, mejor será el acuerdo que puedas cerrar – y, por supuesto, tendrás más de donde elegir.

Sé curioso e investiga más aún: compara precios de diferentes promotores del mismo barrio y busca el consejo de inmobiliarias locales. Tal y como dice Richard Best en Los 6 mejores consejos para negociar la compra de una casa, asegúrate de que tratas con las inmobiliarias que de verdad conocen el mercado. Es clave que conozcan los límites a los que pueden llegar las ofertas, así como cuáles son las propiedades más demandadas o cuál sería más apropiada para hacer una oferta muy a la baja. Una vez tengas todo esto estudiado, ¡es el momento de negociar! Ningún precio de venta es inamovible.

3. Considera retrasos en las fechas de entrega

Seguro que tienes muchísima ilusión por mudarte y que además estás muy satisfecho con el gran acuerdo que has cerrado. Sin embargo, ten en cuenta que no siempre lo planeado termina ocurriendo en el plazo correcto. En un mundo incierto, no sería de extrañar que la casa de obra nueva que pudieras estar comprando no llegase nunca a construirse.

No deseamos que esto ocurra, pero podría ocurrir que los promotores decidieran interrumpir, prorrogar o incluso descartar el proyecto. Por estas razones, te recomendamos que hagas un buen acuerdo. Intenta pactar con el constructor que se fije una fecha a largo plazo y que, si para entonces no se han cumplido los tiempos, deberá pagar una compensación. También te animamos y sugerimos que seas de los primeros en comprar una casa. De esta manera, tendrás una buena oferta. Por otro lado, asegúrate de que el resto de las casas de obra nueva del lote tengan compradores interesados. No vaya a ser que termines viviendo en un barrio fantasma…

4. Vigila que hayan garantías

Independientemente de que compres un proyecto de casa o una casa recién construida, verifica que el constructor esté ofreciendo unas garantías es vital. Existen programas que garantizan este tipo de inversiones inmobiliarias, como por ejemplo el NHBC’s Buildmark.  Este tipo de seguro te garantiza tranquilidad durante los diez primeros años posteriores a la construcción de la propiedad. Es decir, te cubrirá en caso de que el constructor quiebre o desaparezca después de que hayas pagado el depósito. Además, te asegurarás de que la casa haya sido construida siguiendo unos estándares correctos y te garantizará un mediador para resolver conflictos que puedan surgir. No te recomendaría que continuaras una compra si el promotor no te ofrece uno de estos seguros o garantías.

5. Analiza tu futura vecindad

Cuando empieces a buscar casa, fíjate muy bien en el barrio y la zona en la que busques. Visita el vecindario, da un paseo por la zona, habla con los vecinos… Pregúntales su opinión del barrio, cuán seguro es y si es un buen lugar para  que los niños crezcan.

Da un par de vueltas por las diferentes calles, mira a ver si hay supermercados cerca, si está cerca de colegios… Porque al fin y al cabo, no querrás que la casa de tus sueños esté en el barrio de tus pesadillas. Echa un vistazo también a nuestro artículo de 8 errores que cometen los compradores primerizos. En caso de que estés buscando una casa recién construida, imprime nuestra Checklist para llevar a cada casa que visites.

Traducido por Celia Méndez


Web Content Specialist

Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Follow us!