READING

Alojamiento para estudiantes: encuentra el mejor p...

Alojamiento para estudiantes: encuentra el mejor para ti

Escrito por Beatrix Matyas de Student Furniture, proveedores de mobiliario moderno y de alta calidad para alojamientos de estudiantes.

Encontrar el alojamiento perfecto para estudiantes puede ser un poco abrumador, tanto si estás en tu primer año de universidad a punto de “volar del nido” o si simplemente estás buscando mejores oportunidades de vivienda. Además, si no tienes claro qué es lo que buscas exactamente puede volverse especialmente agobiante. Por eso, hemos recopilado una lista con los 10 aspectos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de buscar un alojamiento para estudiantes.

Ubicación

La ubicación es, indiscutiblemente, uno de los aspectos más importante en un alojamiento para estudiantes. Por muy perfecta que sea la vivienda, no lo será tanto si tienes que viajar durante horas para llegar a clase.

La residencia del campus o un piso muy cerca de la universidad suelen ser las opciones más caras. Si tu presupuesto es limitado, investiga cuáles son las mejores conexiones de transporte público para ver cómo podrías ahorrar dinero. Ten en cuenta también su proximidad a tiendas, centros médicos y pubs cuando visites los potenciales alojamientos. Disponer de estos servicios cerca harán que tu día a día sea más fácil.

Buena conexión a Internet

¿Sabías que, según una encuesta realizada por Student Furniture, más del 87% de los universitarios prefieren la conexión a Internet antes que el agua caliente? Contar con una buena red WiFi en tu alojamiento te ahorrará tener que vivir eternamente en la biblioteca de tu universidad. ¿Quién no prefiere trabajar desde su comodísima cama?

Además, también deberías evaluar los beneficios de un buen proveedor de Internet para tus actividades extra-curriculares. No querrás quedarte a mitad de tu serie favorita por un error de conectividad, ¿verdad?

Facturas: todo incluido

Tu mayor gasto después del alquiler serán las facturas, así que mejor escoge un alojamiento donde estén incluidas. Si no es posible, antes de firmar el contrato haz un cálculo aproximado del coste de las facturas que tendrás que pagar. Aunque el propietario no te pueda dar una cifra exacta, seguramente sí tendrá una estimación realista basada en los presupuestos del año anterior.

Espacio + Mobiliario

La ubicación es perfecta, el WiFi va increíblemente rápido, y las facturas están incluidas en el alquiler. Ahora toca preguntarse: ¿dónde vas a colocar todas tus pertenencias? Parece obvio, pero no te olvides de tener en cuenta el espacio y el mobiliario a a la hora de buscar un alojamiento de estudiantes.

Infórmate bien de qué muebles vienen incluidos con la propiedad y de cuánto espacio dispones para tu habitación y las áreas compartidas. Asegúrate de que tu dormitorio cuenta con un armario, cajones y un escritorio. ¡Y que la sala de estar tiene televisión!

Cama doble

A primera vista, una cama doble puede parecer un lujo para estudiante, pero no necesariamente ha de ser así. Una cama más grande se puede convertir fácilmente en un sofá si tu salón está demasiado concurrido. ¡Nunca se sabe cuándo puede ser útil! Por ejemplo, ¿qué sucedería si más de una persona trae amigos la misma noche?

Cuartos de baño: ¿compartir o no?

Este es otro aspecto importante a tener en cuenta. Si eres estudiante de primer año, puede que estés acostumbrado a compartir tu cuarto de baño en casa. Pero, ¿te sientes cómodo haciendo lo mismo con un par de desconocido?

Si ya has compartido alojamiento antes, sabrás lo que se siente al compartir lavabo. Por otro lado, si estás planeando mudarte con tus amigos, un baño compartido no debería suponer un problema. Eso sí, asegúrate de que todos estáis de acuerdo en rotar los turnos de limpieza para que esté siempre presentable.

Compañeros de piso ideales

No hay nada que haga temer más a los estudiantes que la posibilidad de vivir con un compañero insoportable. Incluso si te mudas con tus amigos, la convivencia no será siempre perfecta.

Si buscas alojamiento por tu cuenta, pregúntale al agente inmobiliario sobre quiénes podrían ser tus potenciales compañeros de piso. Quizá puedan contarte más acerca de ellos: ¿son estudiantes de primer año? ¿de posgrado?… Después de todo, si estás buscando una casa tranquila para hacer frente a tus últimos exámenes de la carrera, no querrás quedarte atrapado con tres estudiantes primerizos todo el año.

En el caso de que estés pensando en alquilar un piso con tus amigos, valora primero qué puede suponer vivir con ellos en un futuro previsible. ¿Son fiesteros empedernidos? ¿Mantienen limpia su habitación o parece una leonera? ¿Se implican en las tareas compartidas? Si no lo hacen en su situación actual, raramente empezarán a hacerlo pronto.

Términos y condiciones

Cuando encuentres el alojamiento que mejor se adapta a ti, lee detenidamente la letra pequeña de tu contrato de alquiler antes de firmar. Ahorrarás un montón de problemas a largo plazo y será mucho más fácil discutir cualquier duda que tengas antes de que sea demasiado tarde.  ¡Más vale prevenir que curar! 

Libertad creativa

No hay nada peor que vivir en una habitación “vacía” durante un año, así que confirma primero con tu propietario hasta qué punto puedes personalizarla. Pregúntale sobre aspectos básicos como pegar carteles o poner clavos en la pared. La mayoría estarán encantados de dejar que decores tu habitación a tu gusto pero es mejor tener su aprobación antes de volverte loco con el blue tac.

Seguridad personal y de áreas comunes

Probablemente lo último de lo que querrás preocuparte es en la seguridad de tus pertenencias. Cuando mires opciones de alojamiento, escoge aquellas propiedades que cuenten con un sistema de seguridad actualizado y que permita cerrar habitaciones individuales y entradas principales. ¡Mucha suerte!

Traducido por Raquel Herrera


Artículos relacionados

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Follow us!