Gastos inesperados al comprar una casa

Firmar una hipoteca y comprar una casa nueva es un gran acontecimiento en la vida, como lo es casarse o tener un hijo. E hipotecarse la parte más abrumadora de comprar un inmueble. Sin embargo, esto no es más que la punta del iceberg de los gastos que en general conlleva aventurarse en el mundo inmobiliario. Por este motivo, es importante pensar a largo plazo y tener en cuenta todos los costes que tendremos que afrontar en el caso de decidir comprar una casa.

Si eres de los que alquila, quizás tengas la impresión de que el dinero se te cae de los bolsillos cuando ves que otros están ahorrando para comprar una casa. Aún así, tal y como afirma Liz Davidson, pensar que comprar siempre sale más a cuenta que alquilar es una idea equivocada. Este es otro aspecto a tener en cuenta antes de que decidas tirarte a la piscina y dar el primer paso en el mundo de las compras inmobiliarias. Echemos un vistazo a otros factores a considerar a la hora de decidir si invertir en una casa te conviene o no:

Mantenimiento

Los días en los que tranquilamente llamabas al casero para que viniera a arreglar la lavadora o quitar las humedades del techo quedan ya muy atrás… Los electrodomésticos y el mantenimiento de la casa ahora son tu responsabilidad exclusiva, y con ella vienen todos los gastos de reemplazar y reparar lo que toque. Como dijimos anteriormente, es crucial que seas consciente de los defectos de la casa desde el principio más remoto de tu aventura inmobiliaria. Al fin y al cabo, serás tú quien corra con los gastos si sellas el acuerdo de la casa.

También es importante tener en cuenta el tiempo de vida útil de las diferentes partes de tu nuevo hogar; y el trabajo que debería llevarse a cabo en un futuro para que se mantenga en el mejor estado. Por ejemplo, la National Association of Home Builders (EEUU) ha estimado en un estudio que la media de vida útil de los baldosas es de entre 20 y 50 años. La media de vida de un frigorífico es de 13 años; y la de los sistemas de climatización está por los 15 o 20 años. A parte de esto, es muy probable que la vida te presente nuevos retos por delante: hijos, mascotas… En tal caso, seguramente te interesará leer sobre las 5 reglas para encontrar una casa a prueba de niños.

Facturas e impuestos

Independientemente de que compres o alquiles, siempre hay que hacer frente a las facturas mensualmente. Pero éstas subirán cuando compres una casa, ya que, por ejemplo, el coste que puede implicar calentar toda una casa será considerablemente mayor de lo que estabas acostumbrado a pagar por un piso pequeño. Siendo el propietario de la casa, también tendrás que acarrear con los gastos del sistema de calefacción o aire acondicionado si estos se estropean.

Otro aspecto a tener en cuenta cuando firmas una hipoteca es el tipo de interés que se vaya a aplicar. La previsión para el mercado inmobiliario en 2017 apunta a que los tipos de interés tienen una tendencia a la alta, tal y como afirma Mark Greene. Además, ten también en cuenta los impuestos sobre las propiedades. Obviamente, éstos varían de un país a otro, pero como ejemplo podemos señalar que en Estados Unidos los propietarios pagan 2.127 dólares anuales de impuestos.

Los alrededores

Si tienes un coche y tu nueva casa está en el centro de una ciudad o de un pueblo, es muy probable que no tengas un amplio estacionamiento. De esta manera, deberás plantearte si alquilar o comprar una plaza de parking. Afortunadamente, esto no implica tanta inversión como una casa, pero es otro gasto a tener en cuenta y sumar a tu presupuesto.

Si eres afortunado y tienes un jardín, ¡maravilloso! De primeras te parecerá muy bucólico e idílico, pero según pasa el tiempo, el césped y las plantas necesitarán que las cuiden y les presten atención. Por otro lado, quizás tu jardín no esté muy bien cuidado y tengas que invertir en él desde el principio. Sea como sea, tendrás que hacer un pequeño desembolso en herramientas de jardinería y alguna que otra semilla. Y, por supuesto, tendrás que poner a prueba tus habilidades de jardinero para que tu jardín esté a punto cuando llegue el verano y quieras disfrutar de él.

Cosas que se te van de las manos

Dependiendo del clima que haya en el lugar en el que vivas, tu casa tendrá que afrontar ciertos problemas que puedan ocurrir: inundaciones, tormentas o incluso huracanes. Apunta el seguro del hogar como otro gasto en tu presupuesto. Es una inversión muy necesaria, ya que te será de mucha ayuda en caso de que ocurra un imprevisto. ¿O has pensando en la posibilidad de tener que llamar al servicio antiplagas para que se deshaga de algún que otro visitante inesperado? Es más, a veces conviene contratar alguno de estos servicios al mudarte a tu nuevo hogar y así evitar que algún que otro ratón ocupe una habitación que no le pertenece.

En resumen, comprar una casa implica muchísimos gastos más allá de la hipoteca. Aún así, ¡no olvides que tener una casa propia también trae consigo muchas ventajas!

Traducido por Celia Méndez


Artículos relacionados

  1. rafa

    3 Abril

    Comprar o invertir en la compra de un inmueble es ahorrar , alquilar un inmueble es tirar el dinero . Al final de pagar tu casa además de vivir en ella tiene un dinero ahorrado si la quiere vender ,y si no la quiere vender te ahorra el alquiler si estuviese de alquiler .

    • Juan de Urquiza

      29 Junio

      No deberíamos ser tan “crudos” y decir que alquilar es “tirar el dinero”, ya que no todos, lamentablemente, tenemos los fondos suficientes para comprar o para afrontar una cuota hipotecaria. Además los inquilinos que leen tu comentario se sienten afectados y dolidos por una situación que no es tal, pero poder vivir bajo un techo, aunque no sea tuyo, es una satisfacción muy grande.

  2. Esteban

    3 Abril

    Todo depende del momento. O si no diles a los que se hipotecaron y posteriormente desahuciaron en la época de la burbuja inmobiliaria, si no hubiesen hecho mejor en alquilar. Además la casa donde vives, sea o no en propiedad no es una inversión.

  3. Espera algo mas de este articulo,

    • Trovit

      22 Mayo

      Hola Fernando, gracias por tu mensaje. Te animamos a compartir con nosotros qué has echado en falta del artículo, o qué crees que podríamos mejorar. De esta forma podremos tenerlo en cuenta para publicaciones futuras 🙂 ¡Saludos!

  4. Oswaldo

    4 Abril

    Excelente artículo, por lo demás todos tienen su verdad, saludos ,Gracias.

  5. La moneda verdadera tiene dos caras distintas, de lo contrario es falsa…ASÍ ES TODO EN LA VIDA.
    Mejor tener, que no tener…TODO CUESTA.

  6. jose aguero m.

    17 Mayo

    Cual es la situación de los seguros involucrados?

    • Trovit

      22 Mayo

      Hola Jose, cuando contratas un seguro puede darse el caso de que se produzca una situación de sobreseguro (cuando esta suma es mucho mayor al valor del interés asegurado en la póliza); o bien de infraseguro (cuando es considerablemente inferior). Por eso, antes de hacerlo hay que tener claro cuál es el bien que quieres proteger, los riesgos que quieres cubrir, quiénes serán los sujetos incluidos, y cuál será la suma asegurada. ¡Esperamos haber aclarado tu duda! Un saludo.

  7. Jessica

    29 Junio

    Sinceramente fomentar la idea de que un alquiler siempre es una mejor opción no es nada bueno, el alquiler es algo temporal siempre hay que tener en cuenta que el mejor plan de pensiones que puede tener una personas es una vivienda para cuando cumpla años, no siempre necesitas arreglos, ni mantenimiento pero da gusto llegar a tu casa y que nadie te eche de ella, lo importante es echarte a la boca lo que puedas masticar y cuando tengas tu pensión invertirla en ti y como no en mantener tu casa pero no pagar una cuota obligatoria mensual. Por otro lado, la responsabilidad del mantenimiento en un alquiler es de ambas partes, un casero no es un padre que cuida de ti, es un casero con quien hay un vínculo formal y ciertas obligaciones pero entre ambas partes, no recaen todas sobre el casero, por otro lado siempre es aconsejable que el inquilino tenga un seguro además del que tenga el casero porque ante cualquier daño no quedas desprotegido si el casero no ha asegurado el contenido que es tuyo, no es responsabilidad al cien por cien que el casero asuma todo el seguro de la vivienda como le de por asegurar simplemente la estructura te quedas a dos velas. Creo que a largo plazo comprar es la mejor opción. El artículo es poco preciso en ésto ya que el alquiler siempre es por alguna razón, un domicilio que no es el tuyo, un tiempo para ahorrar, empezar a emanciparse, viajes continuados, pero poco más. Lo importante es ser realista, y comprarse lo que uno pueda asumir, cualquier vivienda puede quedar preciosa y ser un magnífico hogar.

  8. Raymundo Gonzalez

    4 Julio

    Yo estoy en busca de una casa y la verdad estos tips me han abierto aun mas los ojos al alquirir algun inmueble, ya sabia de algunos puntos pero esta nota me ha servido muchisimo…excelentes consejos los tomare en cuenta…muchas gracias y saludos coordiales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Follow us!